En el marco del operativo Fin de Año Seguro se fortalecieron los controles preventivos viales en puntos estratégicos de toda la provincia. Se fiscalizaron alrededor de 10 mil vehículos y se detectaron 106 conductores con graduación etílica.

La Dirección de Seguridad Vial de la Policía fortaleció los controles viales durante el 31 de diciembre y el 1 de enero en distintas rutas y municipios de la provincia, en el marco del operativo integral Fin de Año Seguro.

Se controlaron alrededor de 10 mil vehículos, y se labraron más de 700 actas de infracción por distintos incumplimientos a las normativas vigentes, de las cuales 106 fueron por conductores circulando con graduación alcohólica en sangre en toda la provincia.

La mayoría de las infracciones fueron por transgresiones a la Ley Nacional de Tránsito, ordenanzas municipales, entre otros incumplimientos.

Los controles vehiculares se realizan en puntos fijos y móviles en toda la provincia en puntos estratégicos de las rutas provinciales, nacionales y municipios.